El segundo informe de evaluación de los Sistemas de Retención Infantiles (SRI) publicado por RACE y sus asociados apunta a la tendencia de las empresas a fabricar sillas reversibles adaptadas al i-Size, que permite llevar a los pequeños en el sentido inverso a la marcha hasta los 105 cm. En este sentido, queda reflejado que el 88% de las sillas analizadas superaron la prueba con calificaciones nivel «Satisfactoria» o «Aceptable».\r\n\r\nEn el examen de los productos, realizado por expertos independientes y consumidores, se ha evaluado la seguridad a través de «crash test» frontales y laterales; el uso y manejo de la silla; la ergonomía y el confort del niño; y la presencia de sustancias tóxicas de todos los asientos. En total se han analizado la seguridad de 17 sillitas de diferentes grupos y normativas, incluyendo cinco modelos con homologación «i-Size». Con estas pruebas se calcula una nota final en la que el resultado de las pruebas de impacto es la que mayor peso tiene.\r\n

De las 17 sillas testadas, 12 modelos han obtenido el resultado final de «Satisfactorio», y otros tres modelos de «Aceptable»

\r\nEntre sus conclusiones, solo los dos modelos de sillas presentados por Jané Grand y Recaro Optia han obtenido la valoración «Muy insatisfactorio» en esta prueba comparativa, ya que ambos suspendieron en los resultados de los impactos frontales realizados en el laboratorio del ADAC en Landsberg.\r\n\r\n

Tabla comparativa de sillas y resultados obtenidos

\r\n\r\nAdemás, el informe europeo revela un aumento en la fabricación de Sistemas de Retención Infantil que pueden ser utilizados en ambos sentidos, así como el hecho de que el riesgo de lesiones en los más pequeños tras un impacto frontal puede reducirse si viajan en el sentido inverso a la marcha.\r\n

¿Qué tomar en cuenta a la hora de la compra?

\r\nPara terminar, se ha resaltado que no todos los asientos para niños se adaptan igual de bien a todos los coches, además de que las preferencias personales de padres y niños son diferentes. Por esto, la elección de un asiento para niños no debe hacerse «a ciegas» y desde RACE hacen una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de realizar esta compra:\r\n

    \r\n

  • El asiento para niños debe poder instalarse de forma estable y ajustada en el vehículo, especialmente en los más antiguos. Por ejemplo, los anclajes largos de los cinturones de seguridad pueden llevar a que el asiento no pueda sujetarse de manera estable con el cinturón.
  • \r\n

  • Para garantizar una retención óptima, hay que prestar atención a que los cinturones estén lo más tensos posibles y sin arrugas.
  • \r\n

  • Hay que tener especial cuidado con los portabebés: debe comprobarse si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente como para abrochar con seguridad el asiento. Si el recorrido del cinturón es demasiado corto para un portabebé, puede ser necesario montar una base en el coche para fijar la sillita portabebés.
  • \r\n

  • Con el elevador con respaldo puede suceder que el cinturón no se recoja automáticamente cuando el niño se inclina hacia delante. Si este es el caso, se debe probar un asiento para niños diferente, en el que la posición de la guía del cinturón de hombro se ajuste mejor a la geometría del cinturón del coche.
  • \r\n

  • Los modelos de asiento para niños con homologación semi-universal (por ejemplo, todos los asientos para niños con pie de apoyo) no se puede instalar en todos los coches. Estos productos incluyen una lista de modelos de coche en la que se puede comprobar éstos son compatibles.
  • \r\n