Al plantearse la compra de una moto, surgen múltiples dudas relacionadas con el uso, el presupuesto, el mantenimiento y las características técnicas. Entre las decisiones más importantes está la de elegir entre una moto eléctrica y una de combustión interna. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas, y la elección adecuada dependerá de las necesidades y prioridades individuales del comprador.

La OCU ha realizado un estudio comparativo entre motos eléctricas y tradicionales, evaluando aspectos clave como el precio, la autonomía y el consumo. Este informe proporciona una guía valiosa para aquellos que se encuentran en el proceso de decidir qué tipo de moto adquirir, ofreciendo datos concretos sobre las ventajas de las motos eléctricas y clarificando aspectos importantes de su desempeño.

Motos eléctricas

La OCU remarca que la tendencia de los últimos años muestra un aumento significativo en las ventas de motos y ciclomotores eléctricos, con unas cuotas de mercado del 7% y del 32% respectivamente, y la implementación de sistemas de alquiler por horas de motos eléctricas. Por lo tanto, es bastante frecuente verlas circular. Sin embargo, las motos eléctricas tienen sus ventajas y desventajas frente a un ciclomotor o un scooter convencional.

Ventajas de las motos eléctricas

  • Economía. Usan electricidad, más barata que la gasolina.
  • Ecología. No contaminan mientras se utilizan.
  • Comodidad. Muchas disponen de batería extraíble, que se puede cargar en cualquier toma de corriente.
  • Ruido. Son más silenciosas que las motos de gasolina.
  • Impuestos. Menores impuestos, al estar bonificadas en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.
  • Mantenimiento. Menor coste de mantenimiento.

Inconvenientes de las motos eléctricas

  • Variedad. Menor gama de modelos para elegir que las de gasolina.
  • Costo inicial. Precio de compra más elevado.
  • Tiempo de carga. El tiempo de carga es más largo que un repostaje de gasolina.
  • Autonomía. Menor autonomía, aunque suficiente para un uso en ciudad normal.

Comparativa entre moto eléctrica y moto de gasolina

Para elaborar el análisis, la OCU ha comparado dos modelos concretos: la Silence S01, la moto eléctrica más vendida en España, y el súper ventas scooter Honda PCX 125 cc, evaluando precios, consumo y costos totales de propiedad.

Modelo  Silence S02 Kymco Agility City
 Precio  4.900 euros  2.100 euros
 Potencia 7 kW  6,6 kW
 Velocidad máxima  90 km/h  100 km/h
 Autonomía  100 km  > 200 km
 Consumo  4 kWh/100  3 l/100

Conclusión de la OCU

La OCU concluye que la moto eléctrica es una opción altamente recomendable para los consumidores conscientes del medio ambiente y preocupados por los costos a largo plazo.

En cuanto al aspecto ambiental, las motos eléctricas ofrecen una opción más limpia y respetuosa con el medio ambiente en comparación con las motocicletas de combustión interna. La ausencia de emisiones de CO₂ y partículas nocivas durante su uso contribuye directamente a mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación atmosférica en áreas urbanas y zonas de bajas emisiones. Además, su motor silencioso ayuda a disminuir la contaminación acústica.

Respecto al precio, si bien la Silence S01 cuesta 3.355 euros más que la Honda, esa diferencia se amortiza porque la energía eléctrica que utiliza es mucho más barata que la gasolina. La OCU ha calculado el consumo de ambas motos, considerando una desviación del 15% sobre el consumo homologado en un recorrido de 30 km diarios. Ese uso supone unos 525 euros al año en gasolina, o unos 100 euros de electricidad si se paga con la tarifa de discriminación horaria y se carga por la noche.

Honda PCX 125

Honda PCX 125

Aprovechando planes de ayudas del Gobierno, como el plan Moves que ofrece una ayuda de 750 euros, se reduce significativamente la diferencia de precio con una moto de gasolina. Además, los motores eléctricos son más simples y requieren menos revisiones, lo que reduce los costos de mantenimiento, y pueden disfrutar de menores impuestos y otros costos asociados.

Teniendo en cuenta estos factores, se estima que una moto eléctrica se amortiza en menos de 100.000 km. Optar por una moto eléctrica puede significar un ahorro de unos 425 euros cada 10.000 km. En un período de 10 años, esto se traduce en un ahorro total de 4.250 euros, superando con creces la diferencia de precio inicial de 3.355 euros entre una moto eléctrica y una de gasolina.

En resumen, para aquellos que valoran la sostenibilidad y el ahorro a largo plazo, la moto eléctrica se presenta como una opción clara y ventajosa frente a la tradicional de gasolina.