La forma en que movemos por la ciudad está en constante evolución. Cada vez es más frecuente que la gente vaya a pie, en bicicleta o en patinete. A esto se suma una creciente necesidad de mobiliario urbano para que residentes y visitantes puedan relajarse y descansar.

Pues bien, los estudiantes de diseño Corentin Janel y Guillaume Innocenti han ideado un curioso prototipo: un banco motorizado llamado «TOD«, abreviatura de «talk or drive» (“hablar o conducir”).

Esta idea ha ganado el Ford Fund Smart Mobility Challenge, un premio dotado de 12.500 libras (14.600 euros), que irán destinadas a hacer realidad el proyecto. Organizado por Ford Fund, la fundación que es el brazo filantrópico de la compañía, y el Royal College of Art del Reino Unido, este desafío animó a los estudiantes que participaron en él a presentar ideas que ofreciesen una solución de movilidad urbana sostenible que beneficiase a la comunidad.

«Este banco motorizado es un gran ejemplo de cómo el diseño puede ayudar a tejer la estructura de las ciudades, ya que es algo divertido, práctico y multifuncional», ha dicho Amko Leenarts, director de Diseño de Ford Europa. «Es una forma inteligente de hacer que la movilidad forme parte de la ciudad, de animar a la gente a interactuar y de permitir que las personas vivan las ciudades de una forma totalmente nueva».

Ford Fund Smart Mobility Challenge

«TOD» ha sido diseñado como un sistema adaptable, que cuenta con un modo estático y otro móvil. En el primero, adopta la forma de un banco que se extiende para acomodar hasta a tres personas. Tiene una serie de accesorios, como sillas y esquinas, que pueden acoplarse fácilmente gracias a un kit; además, se puede instalar una tabla entre dos bancos para formar una mesa de picnic.

En el modo móvil, adopta la forma de un scooter con capacidad para dos personas, y puede alcanzar una velocidad máxima de 20 km/h. Tiene un pequeño maletero en el centro para llevar algo de equipaje, mientras que una serie de gomas elásticas instaladas en la parte trasera y en los laterales permiten transportar objetos pequeños y largos. Los usuarios pueden localizar y reservar un banco motorizado utilizando una app desarrollada para tal fin.

«Queríamos crear un servicio comunitario que se adaptara a la vida urbana de sus usuarios. Ganar el reto nos ha hecho confiar aún más en nuestra propuesta, y nos va a permitir construir un concept para que nuestra idea se haga realidad. Trabajar en un prototipo a escala real nos permitirá conocer a fondo el concepto y, al mismo tiempo, podremos analizar los materiales, el proceso y la experiencia del usuario», han dicho los ganadores del concurso, Janel e Innocenti.

Ford Fund también ha concedido 5.000 libras esterlinas (5.840 euros) a “Cardiac Patrol”, una propuesta para equipar vehículos privados con dispositivos de desfibrilación automatizada para usar en caso de emergencia; y a “Communi-T”, un vehículo interactivo que podría ayudar a las personas sin hogar y a los más necesitados.

Ford Fund Smart Mobility Challenge

Estudiantes de toda Europa aceptan el reto

Se han celebrado otros Ford Fund Smart Mobility Challenges en diversos lugares de Europa; concretamente, en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia (Alemania), la Universidad de Loughborough (Reino Unido) y la Universidad de Valencia (España).

Alemania:

  • «Energetic Exchange», una idea para convertir la carga de la batería de los vehículos en una especie de moneda de cambio, que permite a los usuarios pagar la siguiente etapa de su viaje o cambiarla por bienes y servicios; premio de 11.500 euros.
  • “Rhein Sharing», una estación de movilidad que utiliza fuentes de energía renovables para cargar bicicletas y patinetes eléctricos; premio de 4.000 euros.
  • «MobilityHUB», un almacén que reúne diversas formas de micromovilidad en un único lugar accesible; premio de 4.000 euros.

España:

  • «MyWay», una aplicación diseñada para centralizar todas las opciones de movilidad sostenible en un mismo sitio, de fácil acceso, y para un viaje multimodal más eficiente; premio de 12.500 euros.
  • “NetCare», una aplicación que ayuda a las familias a vigilar y cuidar a sus miembros mayores y dependientes; premio de 5.000 euros.
  • «EVLocker», estaciones municipales para almacenar y cargar dispositivos de movilidad eléctrica; premio de 5.000 euros.

Reino Unido:

  • «Spectrum», una propuesta para crear cajas de supermercado inclusivas para personas con autismo, creando una zona privada sin música y con lectores silenciosos para reducir la posibilidad de sobrecarga sensorial; premio de 10.000 libras (unos 11.780 euros).
  • “CareMiles”, una organización benéfica que proporciona transporte de puerta a puerta a los pacientes que necesitan acudir a sus citas médicas; premio de 5.000 libras.
  • «HomeACTive», un servicio que consigue que las personas que trabajan desde casa sean más activas integrando las tareas domésticas con el trabajo; premio de 5.000 libras (unos 5.840 euros).

Desde el primer desafío lanzado en 2018, Ford Fund, junto con su socio internacional GlobalGiving, ha entregado subvenciones por un total de más de 199.000 libras esterlinas a proyectos dirigidos por estudiantes, incluidos los ganadores de este año.

Los equipos ganadores

Royal College of Art:

  • TOD, Corentin Janel y Guillaume Innocenti.
  • Cardiac Patrol, Cheng Qian y Mingwei Lui.
  • Communi-T, Domenico Perna y Pavan Kumar Sirigineedi.

Universidad de Loughborough (Reino Unido):

  • Spectrum, Indira Patel, Kim Huijsmans, Kyle Struthers y Wu Tsz Ting.
  • CareMiles, Aiziel Nazario, Benedict Blyth, Haidar Darr, James Hoare, Maria Chanduvi y Tara James.
  • HomeACTive, Huiyu Chang, Sophia Bird, Ticha Hongsongkiat y Yongnan Hu.

Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia:

  • Energetic Exchange, Dzenana Canic, Nico Schmidt, Niklas Noel Krach, Oleksii Ponomarenko, Rea Hajredinaj y Younes Charif.
  • Rhein Sharing, Anna Schmitz, Felix Roder, Marcel Heilich, Mariana Prado, Meryem Gencel, Rahma Guentepe y Zher Hassan.
  • MobilityHUB, Ammar Hesam-Zadeh, Dominik Baumann, Eva Maria Thuemling, Philip Ulrichsen, Pia Schog y Sandra Knoebel.

Universidad de Valencia:

  • MyWay, Adrià Aquado Lorente, Alejandro Domínguez Fuster, Álex Segarra Pérez, Àngel Troncoso Guill y Vicente Verdeguer Chirivella.
  • NetCare, Alberto Castillo Moya, Celia Fuentes Latorre, Clara Gisbert López y Pablo Miguel Argudo.
  • EVLocker, Rafael Rodríguez Gago y Vicente Torrejón Rickard.