La producción de vehículos ha aumentado un 0,6% de enero a septiembre de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021. Tras cuatro meses de crecimiento se alcanza la primera cifra positiva en el acumulado anual con 1.601.655 unidades en lo que va de año. En septiembre se fabricaron 202.393 unidades, un 13,3% más en comparación con el mismo mes de 2021.

Aunque en los últimos meses se ha registrado una leve mejoría, debido a la capacidad de flexibilidad de las fábricas a la disposición de componentes y al aprovisionamiento de materiales, todavía es pronto para hablar de una recuperación total. Hay que esperar a la evolución de los próximos meses, pues el sector automovilístico continúa condicionado por la crisis de los microchips y la incertidumbre del conflicto en Ucrania, entre otras razones exógenas.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos ha registrado 151.418 unidades en septiembre, un 6,3% más que en el mismo mes del año anterior. De igual manera, la producción de vehículos comerciales e industriales registra un incremento del 41,1% en comparación con el mismo mes del último año con un total de 50.975 unidades.

Exportaciones

En los nueve primeros meses de 2022, las exportaciones han registrado un leve descenso del 0,8% en comparación con 2021. Hasta septiembre, se han exportado 1.369.376 unidades.

En concreto, durante septiembre se enviaron 173.659 vehículos fuera de nuestras fronteras, lo que supone un leve aumento en el ritmo de exportación del 6,1% frente a 2021.

La situación económica internacional condiciona la mejoría de las exportaciones, que acumulan una caída del 0,8% hasta septiembre

Esta cadencia va mostrando una mejoría en los últimos meses, pero todavía condicionada por la crisis de los microchips y por la incertidumbre económica que afecta a los principales destinos de exportación ubicados en Europa. Durante el mes de septiembre, los mercados europeos han representado siete de cada 10 envíos de vehículos nacionales, con un crecimiento mensual del 17,8% y aumentando siete puntos porcentuales la cuota total anual de envíos fuera de España.

Durante septiembre, en los principales mercados europeos, entre los que se encuentran Alemania, Francia e Italia, se observa una situación de crecimientos generalizados. Por su parte, Reino Unido y Turquía caen significativamente con una reducción del 18,7% y 22,1%, respectivamente. No obstante, a pesar de cierta recuperación en los envíos a estos mercados en los últimos meses, las mejoras se encuentran todavía en niveles muy bajos. Actualmente, los principales países europeos se sitúan entre un 30 y un 40% por debajo de los niveles de matriculación previos a la pandemia (2019).

Producción por fuentes de energía

En septiembre, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP) experimentó un aumento del 40,7% con respecto al mismo mes del año anterior, alcanzando las 30.267 unidades.

En el último mes, este tipo de vehículos representan el 15% de la cuota de producción total de vehículos en España, siendo la fabricación de electrificados (eléctricos puros e híbridos enchufables) quienes ocupan mayor volumen, con el 13,2% de la producción total. En concreto, en septiembre se han fabricado 26.799 unidades electrificadas, que suponen un aumento del 71,1% frente al mismo mes del año anterior.

La producción de vehículos electrificados sigue en aumento, representando el 13,2% de la producción en septiembre

La producción de los vehículos electrificados sigue registrando un crecimiento anual, con 186.642 unidades hasta septiembre, un 28,8% más que el año anterior. En los nueve primeros meses se alcanza el 11,6% de la producción total, que supone 2,5 puntos porcentuales más que el mismo periodo de 2021. Por tipo, los híbridos enchufables suman 102.909 unidades, con un aumento de la producción de un 8,8% en comparación con 2021. Por su parte, los eléctricos puros acumulan 83.733 unidades hasta el noveno mes, de las que 61.328 son de turismos, con un crecimiento del 58,5% en comparación con el mismo periodo de 2021.

“Las cifras del último mes nos invitan al optimismo, pero todavía hemos de ser cautos. Por primera vez en 2022, la producción logra alcanzar un volumen superior al año anterior, pero no podemos olvidar que todavía se sitúa un 25% por debajo de los mismos registros prepandemia. El sector sigue demostrando una alta capacidad de adaptación al contexto, afectado principalmente por la crisis de microchips y componentes, pero hay que consolidar esta recuperación y, sobre todo, avanzar en la transformación del sector. Tenemos los mimbres para mantenernos como referentes en la nueva movilidad y, por ello, es necesario obtener la mayor eficiencia de las herramientas a nuestra disposición. La resolución del PERTE VEC ha de ser rápida y con el mayor aprovechamiento de los fondos dispuestos. De igual manera, es muy positivo que el Parlamento Europeo haya aumentado el nivel de exigencia con objetivos por países y calendarizados por años para impulsar el desarrollo de la infraestructura de recarga. Y es que esta transición industrial y modal necesita una apuesta plena por la automoción que se ha de reflejar en políticas y un modelo de movilidad que tenga al vehículo privado limpio y multimodal como una opción más para los ciudadanos”, destacó José López-Tafall, director general de ANFAC.