Al momento de comprar un coche siempre debemos asegurarnos de que la decisión que estamos tomando es la correcta y adecuada; y uno de los puntos en los que debemos prestar especial atención es los neumáticos, que continúan siendo los grandes olvidados. Es por esto que Goodyear ha decidido dar un viaje por el proceso de fabricación de los neumáticos de equipamiento originales (OE), para que descubras qué se esconde detrás de los neumáticos que los coches traen montados desde que salen de la fábrica.\r\n\r\nGoodyear invierte un gran esfuerzo en desarrollar neumáticos de equipamiento originales, diseñados específicamente para adaptarse a un nuevo modelo de una determinada marca y rendir de manera óptima. La atención minuciosa dedicada al desarrollo de este tipo de neumáticos garantiza el ajuste adecuado para cada vehículo, cubriendo así sus requisitos específicos y optimizando la experiencia de conducción, la seguridad y el rendimiento. \r\n

El proceso

\r\n\r\n\r\nEn Goodyear, la innovación es el motor que impulsa el desarrollo de los neumáticos OE, que pueden ser de verano, invierno o todo tiempo. Cada vehículo es diferente, y el mercado evoluciona continuamente, por lo que cada nuevo neumático OE requiere el planteamiento de nuevos diseños y la optimización de sus resultados. La duración total del proceso oscila entre los 2 y 3 años, desde el primer boceto hasta la producción final, englobando las siguientes fases:\r\n

    \r\n

  1. Fase de análisis y simulación: Los diseñadores y los ingenieros de Goodyear invierten hasta seis meses de trabajo en crear la sinergia perfecta entre el vehículo y el neumático. Una vez se cierra el acuerdo de colaboración entre el fabricante del vehículo y Goodyear, comienza el debate sobre el modelo de coche específico y qué requisitos deben cumplir los neumáticos que equipe.
  2. \r\n

  3. Fase de diseño y desarrollo: Entre 18 y 24 meses es el tiempo que se tarda en definir los requisitos para cada marca, modelo y tipo. Durante esta fase, se lleva a cabo una labor de selección entre más de 200 criterios de rendimiento con la finalidad de que el neumático OE sea óptimo. Manejabilidad, frenada, resistencia a la rodadura, confort y ruido, entre otras, son algunas características que se tienen en cuenta, buscando el equilibrio entre ellas y evitando posibles contradicciones.
  4. \r\n

  5. Fase de pruebas: Antes de que la fabricación se inicie, los neumáticos OE han de pasar por una serie de ensayos rigurosos de la mano del equipo de ingenieros y pilotos de pruebas. Cada nuevo neumático se compara con más de 50 criterios de rendimiento en las instalaciones dedicadas a pruebas de Goodyear. El resultado: hasta 200 pruebas en carreteras y circuitos, 400 pruebas en laboratorios, sumando un total de 300.000 kilómetros en las más diversas condiciones meteorológicas
  6. \r\n

  7. Fase de fabricación: En este momento, el proceso de industrialización (2 – 6 meses) da comienzo y, con él, arranca la producción de un neumático OE a medida para cada modelo de vehículo.
  8. \r\n

  9. Fase de lanzamiento: Los neumáticos ya están listos para salir al mercado. Finalmente, se instalan en los vehículos para los que fueron diseñados y se presentan a los clientes. Algunos neumáticos OE presentan un marcaje especial por parte del fabricante de automóviles, con el fin de ser reconocidos fácilmente por el consumidor.
  10. \r\n

\r\nLa combinación entre herencia y vanguardia define la estrategia de Goodyear, enfocando sus esfuerzos hacia la mejora tanto de la manejabilidad, como del confort, y apostando por el uso de materiales sostenibles.